¿Cuántas veces has visto en alguna película americana esas enormes cocinas con una isla en el centro? ¿Cuántas veces has deseado tener una en tu propia cocina con esos maravillosos muebles de cocina? Pero ¿para qué sirve una isla? A continuación, te damos algunas ideas para sacar el máximo partido a tu isla de cocina.

Que es un mueble auxiliar y sus utilidades

Las versátiles islas de cocina y sus usos

Las islas de cocina son prácticas y bonitas y dan un toque de elegancia a tu cocina. Te ayudarán en las tareas diarias, como cocinar, comer o incluso recoger los utensilios de forma más organizada. Veamos sus principales funciones.

- Cocinar. Una isla de cocina te ofrece la posibilidad de añadir encimeras, para trabajar; e incluso placas de vitrocerámica, para cocinar. Para tales funciones, será necesario añadir unas luces encima de ella y una campana extractora.

- Comer. Lo ideal para este tipo de muebles de cocina es utilizarlos para el desayuno. Si se va a utilizar para tal fin, os recomendamos que la isla tenga una altura de 105 cm, para que sea más cómoda. Además, existe la opción de añadir zonas voladas con taburetes que sirvan para comer, cenar o tomar algo entre horas.

- Fregadero. Destinar la isla como fregadero supondrá dejar más espacio libre en otras zonas de la cocina. Y, justo debajo, será muy útil colocar el lavavajillas.

- Almacenamiento. Colocar armarios, estanterías, cajones, botelleros... Cualquier tipo de almacenaje se adecua perfectamente a la isla, para que todos tus utensilios estén a mano y ordenados.

Por último, existe la posibilidad de concebir una isla de cocina con todo lo anterior junto. Es decir, que sea multifuncional, con una zona de cocción, fregadero, barra y zona de almacenaje. Sea como sea la isla de la cocina, lo primero que debe cumplir es que convierta la cocina en un lugar funcional y cómodo.

Pidenos presupuesto sin compromiso

Contactaremos contigo lo más pronto como nos sea posible.